MARKETING GASTRONÓMICO

Restauración 2.0: Restaurante El Rancho (Madrid)


El mundo de las nuevas tecnologías va calando, poco a poco, en el mundo de la restauración. ¿Vosotros sois de los que cuando no conocéis el restaurante en el que habéis reservado mesa miráis su ubicación y los comentarios existentes en la red? Yo si (seguro que tú alguna vez también) y en este sentido estoy harta satisfecha ya que siempre encuentro alguna referencia. En muchos casos, además, encuentro página web propia, cosa que dice mucho a favor del establecimeinto. También hemos llegado a acostumbrarnos a encontrar la dirección de correo electrónico en el anverso o reverso de muchas tarjetas de visita.

Pero no nos engañemos, esto no quiere decir que ese restaurante sea 2.0, ¿sabéis porqué? La primera razón es porque en muchos casos esa página web no es sino parcialmente informativa, es decir, puedo saber cómo llegar al establecimiento pero no puedo saber qué menús tiene, qué carta de carnes o pescados, etc. La segunda razón es porque, detrás del correo electrónico no suele haber una persona que responda a los correos que lleguen a su buzón y esto supone un problema de imagen para la empresa y, la tercera no es otra que la de comprender la finalidad de las nuevas tecnologías, que no es otro que, escuchar al cliente y saber dar respuesta a sus quejas, sugerencias o felicitaciones o, hablar de forma continuada, con nuestros seguidores a través de la red.

Hoy vengo con lo que a mi me parece uno de los mejores ejemplos de restaurante 2.0. Se trata del restaurante El Rancho (www.elranchomadrid.com); un ejemplo 10 de marketing tradicional (off-line) y tecnológico (on-line). Respecto al marketing tradicional destacaré una estrategia de branding similar a la de Casa Lucio o una carta adaptada para diabéticos y celíacos. Respecto al marketing on-line, podemos hablar toda la tarde sobre su extensa actividad en Twitter (@ElRanchoMadrid), donde siguen sus comentarios 3.665 usuarios, la posibilidad de reservar mesa desde su página web (promocionado con un descuento del 10%) o el canal de Youtube, donde se puede ver, entre otras cosas, cómo preparan su plato estrella, carne a la parrilla. Lo interesante de este restaurante, no es su amplitud en internet si no la comunicación, y por ende, la fidelización, con quienes les siguen, les plantean dudas o les felicitan.

Otros ejemplos de buenas prácticas en redes sociales es el alicantino Quique Dacosta (www.quiquedacosta.es), seguido por más de 7.900 usuarios en Twitter (@QiqeDacosta). Si nos limitamos a terreno vasco, también los hay buenos. Los mejores, Eneko Atxa del restaurante Azurmendi (www.azurmendi.biz) de Larrabetzu o Aizpea Oihaneder del restaurante Xarma (www.xarmajatetxea.com) en Donostia. El caso de Aizpea es si cabe más cercano ya que permite en algunos casos, el acercamiento a su feudo privado.

Desde estas lineas, animo a seguir y crecer en el entorno tecnológico a los que ya están; y a los que no, animo a leer estas líneas, reflexionar y poner en una balanza lo que pierden frente a lo que ganan del mundo on-line. Queda dicho.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s